CHRISTIAN LÖFFLER

Cuando se le pide que describa su propia música, Christian Loeffler afirma que intenta combinar la melancolía con la euforia. «Toda mi música está conectada por un espíritu sombrío, que es acuñado por una cálida sinceridad. Intento fusionar todo tipo de colores acústicos diferentes…

Cuando se le pide que describa su propia música, Christian Loeffler afirma que intenta combinar la melancolía con la euforia. «Toda mi música está conectada por un espíritu sombrío, que es acuñado por una cálida sinceridad. Intento fusionar todo tipo de colores acústicos diferentes para obtener esta sensación en mi música».

Loeffler comenzó a tocar música a los 14 años. Viviendo en una región aislada, carente de un entorno musical, tuvo que aprender por sí mismo lo esencial de la música electrónica. En poco tiempo desarrolló su propio sonido profundo y conmovedor, coloreado con un trasfondo melancólico – Música para el alma y para el cuerpo. Recuerda una variedad de estilos musicales que escuchó cuando era niño y adolescente y que fueron muy influyentes en su propio desarrollo como músico.

Debido al hecho de que Loeffler también trabaja como artista visual, sigue el mismo enfoque al hacer música que al pintar o tomar fotos. Se trata más de contar una historia que de hacer todo accesible desde el principio.

En el curso de la producción de EP’s como «Heights», «Raise» y «Aspen», Loeffler desarrolló algunas estrategias para utilizar material acústico y canto en su música. Entre otros, muestra diferentes instrumentos de cuerda, percusión y atmósferas. Sigue trabajando con las grabaciones en el ordenador, combinándolas, superponiéndolas y alternándolas.

Las extraordinarias capacidades de este joven productor han mantenido los ojos y los oídos atentos al nuevo talento, ya que el sonido melancólico y conmovedor de Loeffler es absolutamente irresistible.